¿Cómo dejar la Coca-Cola?

adicto a la coca cola

Las claves para dejar de tomar este dañino refresco

Nadie se preguntaba en 1926 cómo dejar la Coca-Cola, pues dicha empresa solo producía 10 botellas por minuto; una persona podría tomar un refresco por semana. Las preguntas arreciaron a finales del siglo XX (1998), cuando cada mexicano consumía un promedio de 412 botellas por año, y dicha empresa producía 900 botellas por minuto; y además, simultáneamente aparecieron muchos casos de diabetes y exceso de peso, junto a diferentes comidas chatarra producidas por la misma industria. Finalmente sabrás cómo dejar la Coca-Cola.

El fenómeno (salud vs refresco) se veía en todos los países donde la cola negra más conocido en el mundo se posicionaba. Allí comenzó un ánimo mundial por abandonar el terrible hábito de ingerirlo; intento que terminó, en muchos casos, en el fracaso; situación que a su vez hizo surgir distintas teorías de la adicción que afirmaban que no era posible dejar la Coca-Cola.

Posición de Zenteno y Asociados ante las teorías de la adicción a la Coca-Cola

Estamos conscientes de que hay muchas personas que a diario consumen uno o más litros de este refresco, y también sabemos que ellas, en su mayoría, quieren abandonar el hábito, el deseo inmenso que les llega de tomarlo. Para ese grueso sector, afirmamos con total responsabilidad: Sí se puede dejar de tomar la Coca-Cola y hay técnicas efectivas para ello; una psicológica y otras de razonamiento lógico.

Técnica psicológica sobre cómo dejar la Coca-Cola

No tienes ninguna adicción, es solamente una costumbre tonta de sentir el gas carbonatado en tu garganta lo que te ocasiona esa especie de placer al tomarlo. La prueba está en que si le quitas el gas a la botella ya no te gusta el líquido de cola. Además, está comprobado científicamente que si dejas de tomarlo por 30 días consecutivos, la nueva técnica se convierte en hábito.

Técnica de razonamiento lógico

Párate frente al espejo y, mirándote fijamente a los ojos, razona: debo, tengo que dejar de tomar este refresco pues, entre otros males: me causa caries, no me alimenta, me quita el sueño, me engorda, me irrita, me destruye internamente, me causa gastos continuos e innecesarios, y me tiene esclava de un sabor que me engaña para no adelgazar. He sido, hasta este momento, fiel seguidora de campañas publicitarias engañosas donde el ruido de destapar la botella y el ahhh del modelo usado me hicieron seguir esa conducta. 

Conoce Malteadas, batidos y snacks para la pérdida de peso

Si quieres a tus hijos no debes darles Coca-Cola; ¿por qué?

Primera razón: una lata de este veneno contiene diez cucharillas de azúcar; cantidad perjudicial para un niño. Además, es ilógico pensar que tú quieras ser cómplice de la diabetes en puertas. La explicación es la siguiente: cuando permites que tu criatura ingiera este refresco estás ayudando a que consuma mucha azúcar refinada; elemento que lejos de aportarle nutrientes, le quita vitaminas y minerales necesarios para su pequeño organismo, en especial las vitaminas del grupo B y el ácido fólico; ¿eso quieres?, sabemos que no.

Segunda razón: La Coca-Cola tiene cafeína, uno de los más poderosos psicoestimulantes que aumentan el estado de vigilia (quita el sueño) y alteran el ritmo cardíaco de tu hijo. También, la cafeína quita el apetito y retrasa el crecimiento; sabemos que tú, como madre consciente, no deseas eso para tu hijo, el amor de tu vida.

Tercera razón irrefutable: cada persona tiene una vida algo duradera que puede girar en torno de los setenta años o más con buena

alimentación, entonces no debemos, sabiendo las consecuencias, reducir nuestro período de vida ni el de nuestros hijos por no actuar en contra de la ingesta de este refresco de fantasía.

Cuarta y definitiva razón: en todo el globo terráqueo se sabe que la Coca-Cola es corrosiva a causa del ácido fosfórico que posee, el cual es tan fuerte que se usa para disolver el óxido, para limpiar motores y para eliminar manchas de grasa y sangre.

¿Cómo dejar la Coca-cola?

La OMS y la Coca-Cola 

Sabemos que la OMS es el organismo que, a nivel mundial, dicta las pautas relativas a alimentación, salud… por las que se rigen la mayoría de los países, sin embargo, la empresa Coca-Cola es quien le procura “donaciones” a la OMS. “Estas donaciones se deben a que la OMS cuenta con fondos muy limitados”; expresa Boyd Swinburn, colaborador de la OMS. Surge la necesaria interrogante: ¿quién, en realidad, dicta las pautas mundiales sobre los efectos de la Coca-Cola en la población? La respuesta a esta pregunta la ofrece desde España, Aitor Sánchez, dietista y nutricionista reconocido: “El mayor patrocinador de muchos organismos… de Nutrición en todo el mundo es la industria. Es quien financia a sociedades científicas… quien patrocina sus investigaciones”.

Visita nuestra Tienda Online Zentenoshop.com

Técnicas físicas y mentales para dejar de tomarlo

  • Cuando veas una publicidad de cola piensa que este refresco te ha impedido bajar de peso.
  • Al dejar de tomar el refresco comienzas a mejorar tu figura y dormirás mejor.
  • Si tu problema es la ingesta alarmante, empieza por reducir a la mitad la porción diaria.
  • Comienza a sustituir, en lo que puedas, el refresco por agua.
  • Bebe agua carbonatada (soda) de vez en cuando para engañar al estómago con el parecido burbujeante de la cola negra.
  • Elimina la cafeína de tus hábitos y sustitúyela por agua con limón.
  • Piensa que un batido de frutas es 100% más saludable que cualquier refresco.

Recuerda, en fin, que un hábito no se forma de la noche a la mañana, y que debes realizar un buen plan para dejar de una vez por todas la Coca-Cola. Para eso te ayudará en mucho un cuaderno de anotaciones donde, además de ver el registro de los progresos diarios, puedas visualizar lo que tienes pendiente para abandonar el mal hábito de consumir ese producto químico de cola negra.

Y por último: si nuestros consejos y sugerencias te han ayudado a escaparte de las garras de este refresco de cola negra, te recomendamos que inicies un corto período de desintoxicación sin dejar de comer para entrarle a una nueva alimentación.

¿Cuéntanos cómo has logrado dejar la Coca-Cola?

Comentar usando Facebook
¿Cómo dejar la Coca-Cola?
2.2 (44.64%) 69 votes

Autor: Carlos Zambrano

Compartir esta entrada en

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *