Obesidad infantil, un problema cada vez más común.

obesidad infantil

La obesidad infantil está en camino a convertirse en una pandemia. ¡Hagamos algo!

Un problema que sin duda, está afectando la salud de más del 55% de niños alrededor del mundo.

En la actualidad, son muchos los niños que sufren de obesidad infantil; y es que simplemente la misma, se ha convertido en un problema mundial; afectando no solo la salud de los pequeños, sino también el progreso de sus generaciones, puesto que los posibles casos de mortandad, por dicha condición; pueden generarse de una manera imparable.

Por ello, grandes asociaciones como la Organización Mundial de la Salud, se mantienen en pie de lucha constante; intentando crear conciencia en los padres, sobre tal enfermedad al igual que la manera en que deberían alimentar a sus hijos.

Y es que simplemente, uno de los principales motivos por cuales se presenta este tipo de condición; es debido a la mala nutrición, más si aún no estás muy enterada de todo lo que gira en torno a la misma, no te preocupes; porque a continuación te contaremos un poco  sobre esta, y despejaremos  cualquier duda.

Asesórate con nutriologos profesionales con NutriPlan

¿Por qué le causa la mala nutrición?

No cabe duda; que al haber una mala alimentación, nuestro organismo comenzará a presentar síntomas de dicho desbalance, y junto a este los signos corporales como las temibles llantitas.

Eso sí, las mismas no tuviesen capacidad de aparecer, si simplemente los niños quemarán la cantidad de grasa acumulada por nutrientes que no procesa el organismo, pero comúnmente, no todo tienden a practicar actividades que les exijan un alto rendimiento físico y gaste de energía, lo que termina dándole más cabida a un constante aumento de peso y por ende obesidad.

Si bien, uno de los errores más grandes por parte de los padres, es creer que mientras sus hijos coman “todo” estarán totalmente sanos, pero sin embargo resultará todo lo contrario.  Sobre todo si lo hacen de una manera completamente desproporcionada y nutritiva, es ahí cuando la obesidad infantil comienza a gestarse.

¿Cómo afecta la salud de los infantes?

Si hay algo que resulta sumamente peligroso y contraproducente para un niño; es padecer de obesidad infantil, y no solo por un motivo de condición física, sino también por diversas enfermedades que le acarrea.

Encontrarse en dicha condición, no resulta nada sencillo; puesto que aparte de que les obliga a estar en una vida prácticamente sedentaria; le genera grandes problemas de salud como; la diabetes,  enfermedades respiratorias, fallas cardiovasculares; estreñimiento, alteración de los valores, hipercolestomia, depresión, baja autoestima; y por si fuese poco baja de defensas.

Son diversos; los casos de niños con síntomas de virus debido a que la obesidad les mantiene su sistema de defensas desequilibrado, al igual que aquellos que terminan sintiéndose tan mal con su condición, que tienden a deprimirse por completo y engordar un poco más encontrando desahogo en las comidas, lo que podría denotarse como especies de trastornos emocionales.

Sin dudas, consecuencias sumamente terribles para unos pequeños que poseen todo un futuro por delante en juego. Una razón más para intentar crear conciencia en la sociedad sobre este tipo de situación, y dejar en claro lo necesario de balancear cada comida a la hora de ingerirla, después de todo es un problema que necesita enfrentarse.

Visita nuestra Tienda Online Zentenoshop.com

¿Existen tratamientos para la obesidad infantil?

Sin duda, es algo que simplemente puede llegar a erradicarse por completo de la vida de los niños, lo único necesario es llevarles a un control con el nutricionista infantil, y que una vez esté al tanto del caso; pueda recomendar una dieta balanceada a los padres , para que el infante comience a comer de manera saludable.

El control de peso mensualmente, organización de porciones por cada comida, y entrenamiento físico; son los principales tratamientos para darle frente a este problema, al igual que la ayuda psicológica, en la cual se adquiere un soporte para el avance y colaboración por parte de los afectados, en este caso; los pequeños.

obesidad

¿Cómo se puede evitar la obesidad infantil?

Las maneras para evitar la obesidad infantil son sumamente sencillas, lo único que se necesita; es fuerza de voluntad, tanto por parte de los padres como de los niños. Mejorar los hábitos alimenticios, medir cada una de las porciones que han de comerse, y ejercitarse, son esos elementos o detalles claves, para poder mantenerse al margen de dicho problema de salud.

La idea tampoco; es evitar que el niño deje de comer ciertos alimentos, pero sí que lo haga de una manera adecuada. Por ejemplo, en el caso de los dulces, no pueden llegar a prohibírseles del todo, más sin embargo uno o tres a la semana, serán suficientes.

Incentivar a los pequeños a que disfruten meriendas sanas, como frutas; frutos secos e incluso batidos, es lo más recomendable para poder mantenerse completamente saludables.

Pero eso sí, el consumo de vitaminas; también debe incluirse en la dieta, de modo que estos no solo obtengan nutrientes de aquellos alimentos que ingieren, sino también de los medicamentos  y suplementos que ayudan en el proceso de su crecimiento y estabilidad física.

Sin duda, un estado de salud totalmente contraproducente para cualquier persona, en especial niños que necesitan mantenerse más que sanos para disfrutar de su infancia y tener un  futuro libre de posibles enfermedades.

Aporta tu grano de arena, y ayuda a crear conciencia en la sociedad sobre la obesidad infantil, es importante que las personas se sumen a dicha causa, y si tienes hijos; procura balancear de buena manera sus comidas, ten en cuenta que de ello depende su estabilidad física y emocional.

¡Comparte con tus amigas  y hazles saber lo importante que es cuidar la salud de los más pequeños!

Comentar usando Facebook
Obesidad infantil, un problema cada vez más común.
4.3 (85%) 4 votes

Andrea Reggio

Autor: Andrea Reggio

Periodista apasionada por el mundo de la nutrición, el fitness y el estilo de vida saludable!

Compartir esta entrada en

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *